Archivo de la categoría: Opinión

Opinión: censura mafiosa y duopolista

Somos extraños. Cuando andamos por la calle, cuando vamos con la bufanda de nuestro equipo en el tren, el autobús, el metro o el taxi, cuando hablamos de fútbol con los demás (normalmente sabemos mucho más que ellos), cuando escribimos en nuestras RRSS y, sobre todo, cuando paseamos con orgullo nuestros colores por las ciudades.

Nos quieren silenciar. Todos los aficionados al fútbol que no somos ni del FC Barcelona ni del Real Madrid estamos en peligro de extinción. Ya lo decían los aficionados del Atlético de Madrid y su Entrenador: “molestamos”. Y tienen toda la razón del mundo. La Liga, presidida por Javier Tebas quiere que sólo existan dos equipos: Real Madrid y FC Barcelona. ¿La razón? Son los dos “equipos” que más generan. Ya lo afirmó diciendo que “a La Liga le interesa que Real Madrid y el FC Barcelona estén arriba”. Mientras tanto, el resto de equipos quedan a un lado, marginados. Casi tanto como sus aficionados, quienes tenemos que lidiar cada día con gente que se cree superior por ser de cualquiera de estos dos clubes. Nuestras élites políticas y financieras apoyan a esta gente, promocionando siempre en TV, en radio, en periódicos y hasta en marquesinas de autobuses el duopolio de esta competición. Competición que, por cierto, cada día da más grima.

No es de extrañar lo ocurrido esta última semana. El pasado día 22 de Marzo al periodista Fonsi Loaiza (y resalto periodista porque tiene dos másteres y está doctorándose, no como la mayoría de bufones y parásitos que aparecen en TV y alguna radio) le suspendieron la cuenta por contar verdades en un vídeo donde hablaba sobre toda la trama que existía en La Liga, señalando a Tebas y a Florentino como principales culpables de la misma. Todo parecía que se iba a quedar así, pero nada más lejos de la realidad. Ayer, de madrugada, cayó la cuenta de Los Otros 18 después de denunciar que MARCA, el diario deportivo líder en España era la prensa del régimen, luego de haber reculado (con Tebas de por medio) tras publicar una noticia donde afirmaba que La Liga era la penúltima competición grande en Europa en cuanto a ocupación de asientos en los estadios. Eso sí, lo más increíble de todo es que se excusaron diciendo que era por vulneración de derechos de copyright, algo similar a lo ocurrido con Fonsi días antes. Lo más denunciable de todo es que no se ha bloqueado una cuenta cualquiera, se ha censurado a un diario deportivo. ¿Por qué? Está bastante claro: el antiduopolio molesta a las élites del “fútbol” español.

Esto no es, sino, otro atropello a la libertad de expresión más comandado por las altas esferas de La Liga, refugiados, como no en sus lameculos particulares, como lo son ciertos abogados, “periodistas” y empresarios elitistas que han montado ese chiringuito (qué casualidad que el programa más cancerígeno de la historia de nuestro fútbol se llame así) y han hecho creer a los aficionados de fútbol más tontos del país (especialmente duopolistas) que el fútbol español es lo que ellos quieren, dando igual lo que opine la gente. Gente que, por cierto, no es poca. En Twitter, más de 25.000 personas mostraron su apoyo a Fonsi Loaiza y al diario deportivo tras lo ocurrido. Los culpables de esto deben saber que no se ha censurado a dos perfiles, sino a más de 50.000, que son todos los seguidores que tenían ambas cuentas si sumáramos los mismos. Está claro que esta gentuza quiere tenernos callados y sumisos, pero lo llevan claro. Esto no ha hecho más que comenzar. Se está gestando una semilla que, tarde o temprano acabará con toda esta situación. Y todos aquellos duopolistas y periodistas a servicio de los poderosos y demás gentuza en general que se interpongan en nuestro camino, serán cómplices.

Hago un llamamiento a todos los aficionados no duopolistas para poder acabar con esta lacra y hacer ver a los mandatarios de La Liga que están equivocados. El fútbol español no es expandirse en Oriente Medio y Oriente Próximo, tampoco es cambiar los horarios para satisfacer a los demás países, ni mucho menos hacer negocios internacionales con oscuros intereses para poder sacar tajada de todos ellos. El fútbol es de la gente y Javier Tebas, apoyado por 22 de los 42 presidentes de los distintos clubes, nos lo han robado. Debemos recuperarlo cuanto antes, o acabaremos cayendo todos. Los aficionados al fútbol que no somos ni del FC Barcelona ni del Real Madrid estamos en peligro de extinción. En estos tiempos que corren, los chavales ya no quieren ser del equipo de su ciudad, ahora quieren ser sólo de dos “equipos”. Envidia me dan ciudades como Bilbao, San Sebastián, Pamplona o Sevilla, donde ahí la gente es del equipo de su ciudad, marginando a quienes apoyan a FC Barcelona y Real Madrid. No es mala idea que en dichos municipios se dé de lado a los aficionados de esos “equipos”, pues es lo que hacen los habitantes de muchas ciudades con los seguidores no duopolistas.

Cs5mb_vWIAAbIC0

Pancarta de los aficionados del Rayo que clama contra Javier Tebas — Libertad Digital

Desde Fútbol de Arcilla quiero mandar todo mi apoyo a Fonsi Loaiza y al diario deportivo antiduopolio Los Otros 18 a causa de la censura que ha sufrido, provocada por estos individuos solamente por el mero hecho de decir verdades sobre nuestro fútbol e intentar cambiarlo.

También quiero agradecer a esa minoría de aficionados del Real Madrid y del FC Barcelona que están apoyándonos en esta causa. Tiene mucho mérito no estar del lado de los poderosos y sí de los aficionados que queremos cambiar nuestro fútbol. Un saludo para todos ellos.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , ,

Opinión: Liga BBVA, Quique Pina y otros cuentos

De sobra es sabido de qué pie cojea esta #LigaDeMierda. Si algo la caracteriza es por absoluta desigualdad, su fútbol negocio y, si cabe, por su dejadez en cuanto a los cientos casos de corrupción que existe y se mira para otro lado. Sobre todo si son por parte de cierta persona nacida en el sureste de la Península Ibérica.

Javier Tebas acusó este año al Levante UD y al Real Zaragoza, entre otros equipos, a declarar sobre un posible amaño de un partido por el que el club zaragocista se quedó en Primera División. Llegaron incluso a declarar varios jugadores. Con este “gesto”, se pretendía poner cerco a un tema polémico, aunque, sólo fue un paripé que acabó en nada, ya que, a ninguno finalmente se les impuso ninguna multa, bien fuera económica o institucional.

Con todo el escándalo producido, muchos se olvidaron de lo que ocurrió en Eibar a principios de Temporada: la LFP les obligó a realizar una Ampliación de Capital innecesaria para que el club compitiera en la Primera División. Algo que, finalmente consiguieron gracias al apoyo de decenas de miles de personas, amantes del fútbol de verdad. Lo que fue un gran golpe de los armeros al Fútbol Negocio, este que tanto está de moda y tanto gusta a los analfabetos. Sí hombre sí, ese fútbol controlado por el dinero de los países orientales, el de los horarios, el de las entradas y los abonos a precio de oro, el de los repartos televisivos, el de dos “equipos”, el de la prensa sensacionalista, amarillista y duopolista. O, en resumidas cuentas, el que tiene como dueño a unos auténticos mafiosos. Empezando por Ángel María Villar, siguiendo con Javier Tebas y acabando con Miguel Cardenal.

Después de esos escándalos, todo parecía que se calmaba. Pero nada más lejos de esta maldita realidad que nos rodea. Nos ubicamos: Mayo de 2015. El Granada CF, que recientemente había contratado al ex-rayista José Ramón Sandoval, se la jugaba ante la Real Sociedad en Anoeta. Cabe destacar, que los blanquiazules no se jugaban nada. Todo esto después de que Quique Pina afirmará en la presentación del técnico citado anteriormente que “era imposible que el Granada CF descendiera”. El resultado del partido fue de 0 a 3 en el marcador para los granadinistas. Lo que les hacía estar prácticamente salvados, pues se la jugaban en la última Jornada contra el Atlético, equipo al que le bastaba con empatar para conseguir el objetivo de acabar la Liga en puestos de Champions League. Sorprendentemente, los granadinos consiguieron asaltar un fortín del que pocos equipos salen vivos, pues ni los mismísimos Real Madrid y Barcelona, ni el propio Atlético, consiguieron tan siquiera puntuar allí. Lo más escandaloso fueron dos de los tres goles del club andaluz. El segundo, un fallo de De La Bella que cedió el balón a un futbolista visitante, este se la pasó a un compañero que disparó, rebotando el balón en el propio lateral zurdo y “despistando” a Zubikarai, quien hizo la estatua, o, más bien, dejó que el balón entrara. El tercer gol todavía fue más escandaloso. Rochina golpeó el balón desde 50 metros y se coló en la portería del guardameta realista, quien estaba “ligeramente” adelantado. Se demostró el poder económico de Quique Pina, quien seguramente había sobornado hasta al apuntador.

Las semanas volaron y el escándalo no pasó desapercibido para nadie, a pesar de que la Liga BBVA se empeñó en ocultarlo de la manera más ruin, pero ingeniosa posible: tapándolo con el campeonato liguero del FC Barcelona en el Vicente Calderón, así como suprimir ciertos vídeos en YouTube sobre los goles del club presidido por Quique Pina.

Hecha la ley, hecha la trampa. El día 23 de Mayo, una semana después del escándalo, el Granada CF se la jugaba ante el Atlético en el Nuevo Los Carmenes. Como ya he escrito antes, el empate les valía a ambos conjuntos. Paralelamente a ello, la SD Eibar jugaba ante el ya descendido Córdoba CF en Ipurúa, la UD Almería contra el Valencia CF y el RC Deportivo ante el FC Barcelona (quien ya había conseguido el título) en el Camp Nou. Todo comenzó bien para los armeros, quienes en 35 minutos habían sentenciado su partido, pero la Jornada estaba en Almería y en Barcelona. Los almerienses ganaban por 2 a 1 ante el Valencia CF. En Barcelona, los azulgranas ganaban por 1 a 0 en una primera parte en el que los blanquiazules no tiraron prácticamente a puerta. Estos resultados colocaban al Granada CF en Segunda, aun haber pactado un claro empate ante el Atlético. Los coruñeses caían también. Pero en los minutos finales, todo cambió. A pesar de que el FC Barcelona consiguió el 2 a 0, los deportivistas “milagrosamente” empataron el encuentro con goles de Lucas Pérez (quien reconocío haber hablado con los futbolistas azulgranas para que se diera el resultado) y de Salomao (en una jugada en el que “inexplicablemente” ningún defensa despejó). Al otro lado del Mediterráneo, la UD Almería caía ante el Valencia CF. Esta serie de marcadores condenaban a Segunda División a la SD Eibar (“increíblemente”) y a la UD Almería, que pudo salvarse si no hubiese sido por la remontada che. Lo extraño viene cuando “casualmente” el empate de los deportivistas hacía que los armeros se hundieran debido a que tienen ganado el “goal average”. Los armeros, que hasta el minuto 75 estaban salvados, vieron como el RC Deportivo remontó a un FC Barcelona en su propio campo un 0 a 2, algo que no se había dado desde hace casi una década. Una supuesta victoria del Dépor les hubiera dejado en Primera, pero, una vez más se demostró de qué pasta está hecho el fútbol de élite español, ese que muchos borregos siguen día a día sin tener ni idea de por qué. Todo parece más claro cuando ves al Presidente del FC Barcelona celebrar ese empate, cuando no tenía motivos para hacerlo. El más damnificado de esto fue Gaizka Garitano, quien anunció en la Rueda de Prensa que no seguiría al frente del club.

afp_20150523_180724916

Los jugadores deportivistas celebran la salvación – LosOtros18.com

En esta última Jornada, se dieron todos los resultados posibles para que la SD Eibar bajara a Segunda División, independientemente de lo escandaloso que parezcan. ¿Por qué? Está muy claro. Para empezar porque el Granada CF, como ya he escrito antes, tiene como Presidente a Quique Pina (un empresario conocido por sus chanchullos) y, a su vez, como dueño a un empresario italiano de élite que también es el máximo mandatario del Udinese Calcio, de la Serie A italiana. En resumen: unos auténticos mafiosos. Los de la Liga del Banco tenían la oportunidad de matar dos pájaros de un tiro: quedarse con un equipo mafioso y cancerígeno para el fútbol español y mandar a otro humilde, de pueblo y “molesto” a Segunda División. Ese día será recordado porque La Liga, demostró, una vez más, que el único fútbol que les interesa a ellos es el que se compra con dinero, no en el que se juega con el corazón.

En San Sebastián, A Coruña, Barcelona, Valencia, Madrid y Córdoba disfrutarán de las transferencias realizadas por el empresario de élite murciano que dice ser Presidente de un “equipo de fútbol”, dando por supuesto que otro mafioso como es Javier Tebas, no investigará el encuentro, pues él es otro de los impulsores de esta farsa llamada Liga BBVA.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Opinión: El fútbol que nos han impuesto

A Coruña, año 2000. Las calles se tiñen de color blanquiazul. No cabe un alma más en el césped de Riazor. El RC Deportivo de La Coruña se acaba de proclamar campeón de la Liga 1999/2000 en la última jornada frente al RCD Espanyol. Los goles de Donato y Makaay fueron los causantes del histórico éxito deportivista. Decenas de miles de coruñeses celebran esta gran gesta que no se ha vuelto a repetir en 14 años. ¿La razón? Este fútbol que las instituciones rectoras del fútbol español, la RFEF y la LFP conniventes con los “equipos grandes”, como les gusta decir a ciertos periodistas, quieren imponernos.

Si bien es cierto que en la 2001-2002 y en la 2003-2004 la Liga fue del Valencia CF y en esta última campaña se la llevó (en el último suspiro, eso sí), el Atlético de Madrid, los más de diez años de diferencia que separan la última Liga valencianista con la colchonera dan mucho que reflexionar. Demasiado. Pero sólo unos pocos lo hacen, solo unos pocos se dan cuenta de que la situación es insostenible. Que no es lógico que un futbolista se lleve el trofeo Pichichi marcando 50 goles. Recuerdo que, precisamente, en el año que el RC Deportivo fue campeón, el máximo anotador fue Salva Ballesta (Real Racing Club) con 27 goles. Ahora sólo lo son los dos jugadores de siempre y siempre superando los 40 goles por temporada. Es indescriptible la impotencia que uno siente al ver semejante descompensación.

Esto ocurre porque sólo se centra su foco de atención en ellos, poniendo incluso a veces a ellos dos por encima de la Selección Española. De hecho, muchos forofos que ahora se hacen llamar “periodistas deportivos” prefieren que gane el Balón de Oro (otra farsa más) un jugador de su equipo extranjero que uno del otro español sólo por ser del equipo rival. Reflejo del fútbol de hoy en día.

Váyamos al grano. ¿En serio alguien que no es aficionado ni del FC Barcelona ni del Real Madrid soporta esta Liga? No lo creo. Esta Liga no tiene remedio. Nos han impuesto un fútbol en el que las TV y los dirigentes eligen los horarios, un fútbol en el que la entrada más barata para ver un partido de fútbol es de 25 €, un fútbol en el que lo que manda es el dinero, un fútbol en el que sólo dos equipos se pelean por ser campeones (algo que parece no importarles lo más mínimo, al contrario. Cuanto más gente sea de estos equipos, mejor para sus intereses), un fútbol que ha sido absorbido por las SAD, un fútbol en el que el formato de Copa sólo beneficia a los equipos de Primera. En definitiva… un fútbol absolutamente infumable.

Una Competición como la nuestra, que siempre ha movido masas, se ha convertido en un auténtico negocio, en el que los bancos, las constructoras, los magnates o las multinacionales se han adueñado de ella. Desde la irrupción en el año 2007 del BBVA en La Liga, se empezó a fraguar una lenta autodestrucción de nuestro fútbol. Más tarde siguieron con las ventas a los jeques árabes, magnates y grandes empresarios, véase el Málaga CF con Al-Thani, el Real Zaragoza con Agapito Iglesias o el Real Racing Club con el empresario hindú (club que renunció a jugar los 1/4 de Final de la Copa hasta que los “chorizos” del club se marcharan, habiendo de por medio varios conflictos entre dirigentes y afición). Es tan alta la deuda general del fútbol español de élite que clubes como el Valencia CF tuvieron que solicitar que el multimillonario Peter Lim se hiciera con sus acciones para poder sanear el equipo. Lo mismo ocurrió hace dos años con el Real Oviedo, cuando Carlos Slim, un magnate mexicano salvó a la entidad carbayona de una más que posible desaparición.

Lo último ha sido dejar a los equipos sin ultras. Parece que no contentos con imponernos su circo esperpéntico, también quieren quitarnos a la única gente que anima (porque no todos los ultras son violentos). Mejor estar sentado comiendo pipas o viendo el fútbol desde el sofá de tu casa con el Gol Televisión o el Canal+. Lamentable. Esto roza lo demencial.

Qué felices éramos cuando el fútbol sólo era eso. Cuando los equipos podían jugar los partidos prácticamente sin temor a ser liquidados o descendidos debido a deudas, impagos o por causas similares. Los clubes podían competir hasta en la máxima categoría por intentar ganar la Liga. Tiempos felices cuando las entradas costaban no más de 1.500 pesetas; cuando los partidos eran los Sábados a las 20:00 y a las 22:00 y los Domingos a las 17:00, 19:00 y 21:00; cuando los jugadores no se preocupaban más por sus peinados, su físico, salir en programas, anuncios o campañas publicitarias; cuando los árbitros eran un componente más; cuando no sólo “mandaban” dos equipos, cuando el dinero era secundario, cuando las SAD no existían, cuando los estadios estaban llenos y sobre todo… cuando los aficionados mostraban una pasión indescriptible.

Opinión: El fútbol enterrado

Qué felices éramos cuando el fútbol sólo era eso. Cuando los equipos podían jugar los partidos prácticamente sin temor a ser liquidados o descendidos debido a deudas, impagos o por causas similares. Los clubes podían competir hasta en la máxima categoría por intentar ganar la Liga. Tiempos felices cuando las entradas costaban no más de 1.5oo pesetas; cuando los partidos eran los Sábados a las 20:00 y a las 22:oo y los Domingos a las 17:00, 19:00 y 21:00; cuando los jugadores no se preocupaban más por sus peinados, su físico, salir en programas, anuncios o campañas publicitarias; cuando los árbitros eran un componente más; cuando no sólo “mandaban” dos equipos, cuando el dinero era secundario, cuando las SAD no existían, cuando los estadios estaban llenos y sobre todo… cuando los aficionados mostraban una pasión indescriptible.

Balondefutbol1924


Cómo ha cambiado el cuento. A pesar de que en la 2013-2014 el campeón haya sido el Atlético de Madrid (algo que merece todo el respeto del mundo, puesto que se ha impuesto al duopolio multimillonario de Barça y Madrid). Desde que en el año 2004 el Valencia ganó la Liga, hemos tenido que esperar diez años para cambiar el rumbo de nuestra Liga. A pesar de ello, los dos “equipos” de siempre se siguen repartiendo los derechos televisivos y federativos de forma injusta, dejando a los demás sólo las “migajas”.

REPARTO3

Reparto televisivo en la Temporada 2013-2014 – Roberto Bayón


Es inadmisible. A pesar de ello, los dirigentes (entre los que se encuentran la RFEF, la LFP y Javier Tebas) aplauden este modelo de “fútbol” impuesto por ellos y las televisiones, asfixiando así a los demás equipos y dejándolos con la soga al cuello. Cabe destacar que, junto a esto se suma el esperpéntico espectáculo que han montado en cuanto a las entradas. La media por entradas que se paga en España supera los 60 €, algo que, comparado con países como Alemania, Holanda o Inglaterra, es una auténtica barbaridad. Las entradas más baratas para presenciar un encuentro en Segunda o Segunda B son de 15 € (salvo excepciones). ¿Cómo es posible que para ver al equipo de tu pueblo o de tu ciudad en el campo de fútbol te hagan desembolsar casi 2.000 de las antiguas pesetas? Es algo inconcebible. Los que mandan en el fútbol parece que quieren que se suprima el seguidor de un equipo local y que todo el mundo tenga que ver a los dos “grandes” por televisión. Es un auténtico insulto al fútbol y a los aficionados. No contentos con esto, se atreven incluso a desafiarnos, obligando a prohibir lo que ellos llaman “piratería”, lanzando la ya famosa campaña de #DañasATuEquipo, misma campaña que les dio la espalda, cuando miles y miles de aficionados se manifestaron en las redes sociales mostrando su rechazo frente a esta disparatada idea, la cual obligaba a suprimir páginas gratuitas donde la gente, impasible por tener que pagar ya sea para ver a su equipo en el estadio o por televisión, visualizaban los partidos.

Con esta guisa los máximos mandatarios pretendieron hacer una campaña contra la piratería en el fútbol, pero les salió el tiro por la culata. Twitter se inundó de miles de mensajes rechazando la postura de la LFP, exigiendo entradas más baratas, repartos televisivos más equilibrados y supresión del fútbol de pago.

Las campañas antipiratería de la LFP mostraron el total rechazo de miles de aficionados al fútbol, acusándolo de hipocresía y falta de seriedad

Una Competición como la nuestra, que siempre ha movido masas, se ha convertido en un auténtico negocio, en el que los bancos, las constructoras, los magnates o las multinacionales se han adueñado de ella. Desde la irrupción en el año 2007 del BBVA en nuestra Liga, se empezó a fraguar una lenta autodestrucción de nuestro fútbol. Más tarde siguieron con las ventas a los jeques árabes, magnates y grandes empresarios, véase el Málaga CF con Al-Thani, el Real Zaragoza (hoy al borde de la desaparición) con Agapito Iglesias o el Real Racing Club con el empresario hindú (club que renunció a jugar los 1/4 de Final de la Copa hasta que los “chorizos” del club se marcharan, habiendo de por medio varios conflictos entre dirigentes y afición). Es tan alta la deuda general del fútbol español de élite que clubes como el Valencia CF tuvieron que solicitar que el multimillonario Peter Lim se hiciera con sus acciones para poder sanear el equipo. Lo mismo ocurrió hace dos años con el Real Oviedo cuando Carlos Slim, un magnate mexicano salvó al club de la más que posible desaparición. Ahora es el CA Osasuna el que tiene una alta deuda, aunque se ha sabido estos días que, a pesar de deber más de 54 millones de €, ha podido llegar a un acuerdo con Hacienda y el Gobierno de la Comunidad Foral de Navarra. La ciudad vecina, Zaragoza, aún espera que se aclare todo y Lasheras venda el club al alemán Qadeer Sheikh, algo que pide más del 95% de la afición maña, quienes llevan esperando más de cinco semanas a que por fin accionistas mayoritarios y compradores lleguen a un acuerdo.

En los últimos años, clubes como el Málaga CF, el Real Racing Club, el Real Oviedo o el Valencia CF han caído en manos de magnates multimillonarios. Estos días podría unirse a ellos el Real Zaragoza

Aunque no sólo la máxima categoría de nuestro fútbol se ha visto afectada. Tan sólo ocupa el 10% de la burbuja futbolística que se ha creado en las últimas campañas debido a la crisis económica, que ha salpicado el fútbol de sobremanera. Todo comenzó cuando se obligó a muchos clubes en convertirse en SAD. Algo que siempre ha sido y será una lacra para los clubes de fútbol, puesto que cuando un equipo empieza a crear el proceso de transformación, los socios ya no forman parte de él. Desde la primera vez que se creó, se supo que en más del 75% de los casos, las SAD han generado deudas en los equipos y la solución pasa por pedir créditos a los bancos, llegar a acuerdos con Hacienda y, en otras muchas ocasiones, vender el club o sin ir más lejos, liquidarlo. Esto ha ocurrido en los últimos años con más de una treintena de equipos, quienes no han sabido gestionar dicha SAD y han acabado por desaparecer. Entre ellos destacan el Lorca Deportiva CF, el CD Badajoz, el CF Palencia, el CF Extremadura, la UE Lleida, la UD Salamanca, el CP Mérida o el CD Logroñés. Otros que han estado (y están) a punto de desaparecer son el Xerez CD y el CD Ourense. Algunos aficionados no han soportado quedarse sin ver fútbol en su ciudad y han fundado otros equipos como es el caso del CD Palencia, la SD Logroñés, el CD Badajoz 1905, el CF Lorca Deportiva, el Xerez Deportivo FC, el Unionistas CF, o el CAP Ciudad de Murcia, clubes de fútbol gestionados por sus propios socios sin SAD ni magnates de por medio. Algo que se ha puesto de moda en nuestro fútbol y que, si todo funciona bien, podría llegar a ser el futuro para todos aquellos clubes que tienen problemas.

Debido a las conversiones en SAD, muchos clubes han dejado de ser de los socios y están generando deudas, sobre todo los de Segunda División y Segunda División B

La mayoría de las SAD desaparecen por no afrontar los pagos acordados a sus jugadores o por derrochar dinero a diestro y siniestro, sin mirar el presupuesto del club. Sin embargo, al norte de la Península Ibérica, un equipo guipuzcoano ha sabido gestionarse bien y no gastar más dinero del que se tiene. Ese equipo es la SD Eibar, quien con menos de 2 millones de € de presupuesto ha conseguido el hito histórico de ascender a Primera División. Sin embargo, no todo iba a ser un camino de rosas para los armeros. A principios de año, les obligaron, sin ningún motivo aparente a realizar una ampliación de capital (ya que no tiene lógica que un club totalmente saneado, sin deudas y sin gastos desorbitados tenga que aumentar su presupuesto). Para ello el club se puso manos a la obra y ya ha conseguido más del 92% del dinero acordado, por lo que seguramente en la Temporada 2014-2015, le veremos competir por primera vez en su historia en la máxima categoría del fútbol español. Un ejemplo a seguir. El emblema del fútbol modesto y de los que apuestan por un deporte sin dinero, SAD ni Hacienda de por medio. Eso es la SD Eibar.

DV-eibar-celebracion-ascenso-futbol036

Éibar celebra su ascenso por las calles de la ciudad – Diariovasco.com


En la actualidad son varios equipos los que están con la soga al cuello, como si de un efecto dominó descendente se tratara, en Segunda B ha habido varios clubes que han bajado a Tercera por impagos a sus jugadores. Como es el caso del CD Ourense, equipo histórico gallego que está al borde de la liquidación. Sí, también se trata de una SAD. La Temporada comenzó bien para ellos, puesto que se inició un proyecto ilusionante y a la plantilla se unieron jugadores como Borja Valle (SD Ponferradina), Javi Hernández (UD Salamanca), Íker Alegre (Real Oviedo), Pinillos (Real Racing Club), Adrián Cruz (Marino de Luanco) o Moisés (Sevilla Atlético). Pero en el mes de Marzo comenzó a fraguarse lo que podría ser la liquidación de las SAD. Los jugadores llevaban más de tres meses sin cobrar y eso el club lo comenzó a notar. En Junio se intentó buscar un inversor para hacerse cargo de los impagos, pero finalmente no llegó y el día 31, la AFE y la RFEF lo condenaron al infierno de Tercera División y a su más que posible desaparición. De nuevo, otra SAD deja K.O. a un histórico de nuestro fútbol. Caso similar al del CD Ourense está el de la SD Noja y el del CD Laudio, clubes que, deportivamente han bajado a Tercera influidos en su medida por los impagos a jugadores, han descendido administrativamente a categoría Regional. Quienes también estuvieron a punto de caer este 31 de Junio fueron el Olímpic de Xàtiva y el Real Racing Club. Otros como el Atlético Astorga está a la espera de la respuesta de la RFEF para poder competir en la categoría de bronce del fútbol español.

El fútbol español se degrada a pasos agigantados y como si de un efecto dominó descendiente se tratase, afecta tanto a equipos de la máxima categoría como a los de Segunda y Segunda B

El fútbol nacional está enterrado por las televisiones, los horarios, los dirigentes y el capitalismo salvaje. Ha dejado de ser de los aficionados y de como si de una multinacional más se tratase, los dirigentes de la LFP y los magnates, dueños de los clubes, campan a sus anchas. Un deporte que se degrada a pasos agigantados en el que todo lo mueve el dinero. Han acordado adaptarse al horario internacional para que las televisiones se lleven la mayor comisión posible, han impuesto unos precios desorbitados en las entradas, han obligado a pagar por ver a los equipos aunque sea por televisión, han ilegalizado grupos de animación, han capitalizado salvajemente los campos de fútbol, han dejado que la publicidad y las marcas de ropa se adueñen de algunos clubes, han dejado morir a más de una treintena de equipos y sobre todo… han arrebatado la ilusión de los verdaderos aficionados al fútbol. #AMF